leyendo encontré…”a fin de cuentas el gran Leonardo fue infantil toda su vida en muchos aspectos; se dice que todos los grandes hombres conservan algo del niño que fueron. Siguió jugando también de adulto, y quizás se deba a ello que sus contemporáneos le vieran como alguien inquietante e incomprensible” (Sigmund Freud 1910)

Anuncios